La historia comienza en Banyeres de Mariola y Villena. Aarón y Tatyana deciden darse el si quiero y para ello cuentan con «su fotógrafo», quien tantas veces les ha fotografiado de premamá, en el nacimiento de su primera hija y ahora tocaba ser el fotógrafo de su boda:

Su reseña

Muy buen fotógrafo, amable y te hace estar muy cómoda en las sesiones. ¡El mejor!