Portrait de María

Hace unas semanas, María visito mi estudio gracias a uno de los sorteos que solemos realizar en redes sociales. Es todo un halago para mí, porque María tiene «pánico» a las cámaras y aún así se animó a participar en el sorteo y no dudó en ponerse delante de una cámara. Para mí fue un honor tenerla en el estudio y sólo me queda darle las gracias.